null: nullpx

¿Jacob Elordi se arrepiente de The Kissing Booth? Esto ha dicho el actor

El salto a la fama del actor no fue tan fácil como podríamos imaginarnos
Publicado 10 Ago 2022 – 11:11 AM EDTActualizado 10 Ago 2022 – 01:00 PM EDT
Comparte
Default image alt

Jacob Elordi, quien saltó estrepitosamente a la fama después de dar vida a Noah Flynn en la saga de The Kissing Booth, y posteriormente como uno de los personajes más odiados de Euphoria (2019), Nate Jacobs, se ha sincerado sobre sus pininos en la actuación.

Y no, no todo ha sido miel sobre hojuelas para el actor, pues en recientes entrevistas se ha sincerado sobre lo difícil que es convertirse en una figura pública, -y a tal grado- a su corta edad de 25 años.

En una entrevista con GQ, comentó cómo su papel como Noah lo hizo llegar a pensar en dejar la actuación; pues un día después del lanzamiento de Kissing Booth (2018) amaneció con más de 4 millones de seguidores nuevos en Instagram. Todo esto suena muy lindo en apariencia, pero para Jacob, fue muy duro de manejar emocionalmente:

Odio ser un personaje para el público, me siento muy lejos de mí mismo. Me sentí como si, de repente, fuera un póster, como si estuviera en venta. Entonces, me empezó a pasar factura mentalmente. No estaba seguro si estaba haciendo las cosas bien. Distorsionó mi punto de vista. Crea un modo de vida algo paranoico”, reveló el joven actor.

Y es que para el actor no fue fácil la recepción del público, pero también ha dejado ver a lo largo de los últimos años que bueno; Noah no es su personaje favorito y que le preocupa que lo encasillen en papeles adolescentes, que le quiten seriedad a su talento y que le impidan crecer profesionalmente.

Así lo dijo bajo sus propias palabras en una entrevista con Esquire: "Me preocupaba mucho lo que llegaran a pensar de mi por las películas que he hecho. Me sentí cursi y como si tuviera que demostrar que soy un actor serio. Me sentí terriblemente incomprendido; así que me guardé un rato, pues había filmado cintas para adolescentes", recordó el actor.

De la misma forma, y como ocurre con tantos actores en Hollywood, Jacob ha revelado que la pasó muy mal haciendo entrenamientos intensos para la saga adolescente de Netflix, pues los ojos de los espectadores estarían puestos en su estado físico a manera de escrutinio, cosa que lo molestaba sobremanera.

Sobre sus papeles como Noah y Nate (considerados estereotipos de masculinidad tóxica hasta cierto grado) el joven actor ha aprovechado los espacios de sus redes sociales para dejar en claro que, al menos para él, no son modelos masculinos a seguir.

" No sean como Noah Flynn; yo no sería ese hombre en la vida real ¿ser como Jacob Elordi?. Tampoco. Sé tu mismo hermano", compartió con sus seguidores.

Nada más alejado de la imagen de chico rudo, prepotente y narcisista que vimos en Nate, Jacob ha sabido construir una carrera sólida, con los pies en la tierra, y con cuestas emocionales que ha sabido sortear y que lo convierten en un ícono para la Generación Z. ¡Bien por ti, Jacob!


Comparte
RELACIONADOS:Noticias