null: nullpx

El Asesino de mi Hija: ¿Qué fue de Dieter Krombach, el padrastro de Kalinka?

El nuevo documental de Netflix expone a un criminal que estuvo impune por años
Publicado 18 Jul 2022 – 06:04 PM EDTActualizado 18 Jul 2022 – 06:04 PM EDT
Comparte
Default image alt

Hace días se estrenó en Netflix un nuevo documental de true crime, El Asesino de mi Hija (2022), y la verdad es que seguimos conmocionados por la historia de Andre Bamberski, un dedicado padre que hizo hasta lo imposible por hacer justicia en honor a su primogénita.

Kalinka Bamberski era una joven de 14 años que murió bajo circunstancias sospechosas, así que Andre emprendió una lucha en contra de las autoridades corruptas que parecían querer proteger al presunto responsable, a pesar de la evidencia en su contra.

Las sospechas comenzaron desde que el padrastro de la chica, un respetado doctor alemán llamado Dieter Krombach, declaró que le había administrado una inyección para tratar de revivirla, pero las sustancias no coincidían con lo que hubiera recetado un profesional de la salud en un caso como el de ella.

En otro “incidente” que sembró duda de la legitimidad de la investigación original, al exhumar el cuerpo para una segunda autopsia, los nuevos forenses notaron que no estaban los órganos genitales, lo cual impidió que revisaran si había sufrido algún tipo de abuso al momento de su fallecimiento.

¿Qué pasó con Dieter Krombach?

En 1997 una de sus pacientes (que por cierto era menor de edad) lo acusó de abuso y, aunque le revocaron la licencia para practicar medicina, pudo seguir trabajando al falsificar su documentación.

A esto se le sumó que otras víctimas del doctor se atrevieron a dar su testimonio y la corte en Francia lo declaró culpable por la muerte de Kalinka. Aún así, en Alemania lo exoneraron y se negaron a extraditarlo.

Después de varios roces con la ley, en el 2009 el doctor apareció frente a una estación de policía en Francia. Estaba fuertemente golpeado y sus manos estaban atadas. Incidente que el documental de Netflix aclara.

Finalmente, después de años, el caso de Kalinka tuvo una resolución gracias a la determinación de su padre.

Dieter Krombach fue sentenciado en el 2011 a 15 años de prisión, de los cuales cumplió 9 debido a problemas de salud, lo cual le permitió salir en libertad. El criminal murió en septiembre de ese mismo año, tenía 85 años.

En total, se registraron 16 acusaciones en su contra.


Comparte
RELACIONADOS:Noticias